Uso de analgésicos durante el embarazo

Número 35 - 06/2012

El dolor se presenta en una amplia escala de intensidades que pueden ser desde muy leves a insoportables, pero su valoración se basa en una percepción subjetiva. Esta subjetividad podría dar lugar a una infravaloración de la importancia del síntoma, y su consecuente ausencia de tratamiento, por parte de los profesionales sanitarios, especialmente en el caso de las mujeres embarazadas por los posibles daños al feto. Por ello es preciso disponer de la mejor información sobre los tratamientos analgésicos que se pueden utilizar durante la gestación.

En 1986, la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó una guía para el tratamiento escalonado del dolor oncológico, denominada “escala analgésica”. El principio básico consiste en iniciar el tratamiento en el nivel mínimo de dosis que se considere necesario para lograr la analgesia, e ir aumentándolo, o bajándolo, según la intensidad del dolor. Actualmente se propone sustituir el término de “escala analgésica” por el de “ascensor analgésico”.

Esta pauta de “escala/ascensor analgésico” es la que se debe utilizar para tratar el dolor en las mujeres embarazadas, y también (como ya se ha expuesto en otros Propositus), para cualquier otro tratamiento durante el embarazo.

Descarga del documento

Uso de analgésicos durante el embarazo

Autores: Mª Montserrat Real Ferrero, María Luisa Martínez-Frías


ECEMC: