Tratamientos odontológicos durante el embarazo

Número 44 - 04/2013

En la actualidad se considera que los tratamientos odontológicos durante el embarazo no incrementan el riesgo para que el hijo presente malformaciones y otros defectos congénitos. Dicho de otra forma, el riesgo que tiene cada pareja (estimado entre un 3 y un 6%), es el mismo antes y después del tratamiento odontológico. Sin embargo, en algunos casos, si no se tratan ciertos problemas dentales, éstos pueden suponer riesgo para el buen desarrollo del embarazo.

Hace algunos años, la enfermedad periodontal se relacionó con un mayor riesgo para la aparición de preclampsia, parto prematuro y bajo peso al nacimiento. Aunque en los últimos estudios no se han confirmado dichos riesgos, mantener una buena salud bucodental de la embarazada implica una menor probabilidad de que más tarde se produzca una transmisión vertical al hijo de bacterias cariogénicas (como el Streptococcus mutans y el Streptococcus sobrinus) y por lo tanto del posterior desarrollo de caries. Por otra parte, durante el embarazo son más frecuentes algunas patologías odontológicas (gingivitis, epulis gravidarum…), posiblemente por los cambios fisiológicos durante el mismo (hormonales, variaciones cualitativas y cuantitativas de la saliva…), y la hiperémesis gravídica, que puede ocasionar la erosión del esmalte dental.

Descarga del documento

Tratamientos odontológicos durante el embarazo

Autores: P. Fernández Martín, Mª Luisa Martínez-Frías


ECEMC: