Infecciones: ¿Qué pruebas son necesarias durante el embarazo?

Número 49 - 02/2014

Si en la práctica clínica siempre es importante evitar pruebas diagnósticas innecesarias, tener claro cuáles son las necesarias para llegar a un buen diagnóstico y, a su vez, elegir el tratamiento adecuado para cada paciente, en las mujeres embarazadas es fundamental. En esta situación es especialmente importante determinar las pruebas que se deben realizar y en qué momento deben hacerse.

En este Propositus abordamos el manejo general de las infecciones más comunes durante el embarazo, y sus consecuencias cuando no se abordan en forma adecuada, ya que esto puede derivar en los siguientes resultados:

-* Que la mujer no sea tratada, con las consiguientes molestias o riesgo para su salud y la del embrión y/o feto.

-* Que el tratamiento sea ineficaz. Por tanto, no se controla la infección, lo que puede dar a resultados adversos tanto maternos como embrio/fetales.

-* Que el embrión/feto sea expuesto a un producto innecesario o inadecuado. Además lo será a dosis enormes para él, sin que sea posible asegurar al 100% que no haya podido afectar a diferentes procesos del desarrollo, cuya alteración puede manifestarse incluso a lo largo de la vida postnatal.

Por estos motivos, siempre hay que recordar la máxima de que durante el embarazo, todo lo que no está totalmente indicado está CONTRAINDICADO.

Descarga del documento

Infecciones: ¿Qué pruebas son necesarias durante el embarazo?

Autores: Mª Montserrat Real Ferrero, Eva Bermejo-Sánchez, Mª Luisa Martínez-Frías


ECEMC: