Bebidas alcohólicas durante el Embarazo y la Lactancia ¿Cuál es la dosis segura?

Número 46 - 11/2013

En la actualidad se mantiene, erróneamente, por parte de las mujeres embarazadas y por la de muchos profesionales sanitarios, que ingerir pequeñas dosis de alcohol durante el embarazo no supone un riesgo para el embrión y feto; y tampoco para el bebé durante la lactancia. Pero esto NO ES CIERTO, por muchos motivos que vamos a resumir en este Propositus, empezando por la pregunta que se incluye en el título, y cuya respuesta es CERO.

El alcohol ingerido por la madre durante el embarazo, interfiere con los procesos del desarrollo prenatal, tanto durante la formación de todos los órganos (tres primeros meses de embarazo), como durante el periodo fetal (cuando se produce el crecimiento, la maduración y adquisición del funcionamiento de todos los órganos del feto). Por tanto, el alcohol es nocivo durante todo el embarazo, desde el primer día hasta el parto. De hecho, causa malformaciones y otras alteraciones en todas las estructuras corporales: sistema nervioso central, ojos, cara (causando, por ejemplo, labio leporino), corazón y sistema vascular, aparato digestivo (produciendo atresia de esófago, imperforación del ano, etc), riñones, genitales, extremidades, y retraso del crecimiento.

Descarga del documento

Bebidas alcohólicas durante el Embarazo y la Lactancia ¿Cuál es la dosis segura?

Autores: Mª Luisa Martínez-Frías, Eva Bermejo-Sánchez


ECEMC: