Actualidad

Enero, mes de la Prevención de Defectos Congénitos: Pauta preventiva 10

10. Hábitos y estilos de vida: 2. Alcohol.

¿Qué efectos tiene el alcohol durante el embarazo? El alcohol ingerido durante el embarazo, afecta al desarrollo del embrión y del feto. Es decir, que causa alteraciones en cualquier momento del embarazo. Además, es la primera causa no genética de retraso mental (desde leve a profundo), y la tercera causa si incluimos en esa escala la trisomía 21 y la fragilidad del cromosoma X. Pero sus efectos son muchos más.

Leer más ...

Enero, mes de la Prevención de Defectos Congénitos: Pauta preventiva 9

9. Hábitos y estilos de vida: 1. Productos con cafeína (café, té…), e infusiones.

Como ya comentamos en la Pauta preventiva sobre alimentación, seguir una dieta equilibrada es fundamental para que la formación de los gametos y el desarrollo del embrión y feto sean normales. Sin embargo, junto con la alimentación se incluyen otros productos, generalmente líquidos, que también hay que considerar durante la preparación del embarazo y a lo largo dell mismo. Dichos productos son de muy diferentes tipos, y se suelen encuadrar dentro del concepto general de estilos de vida. Por ello, los vamos a comentar en diferentes Pautas Preventivas, empezando por los que más se utilizan, que son los que contienen cafeína, así como infusiones de hierbas.

Leer más ...

Enero, mes de la Prevención de Defectos Congénitos: Pauta preventiva 8

8. Radiografías durante el embarazo.

La exposición a rayos X durante el embarazo genera una gran preocupación, no sólo entre la población general, sino también entre muchos profesionales sanitarios. De hecho, está muy generalizado el conocimiento de que las mujeres embarazadas NO deben exponerse a radiaciones ionizantes (como los rayos-X, y procedimientos de medicina nuclear). Sin embargo, aunque eso básicamente es cierto, necesita una explicación, siendo muy importante saber (como para cualquier otro factor ambiental de riesgo) que los potenciales efectos se producen en relación con las dosis. Además, cuando se habla de radiaciones ionizantes, se deben diferenciar si son utilizadas como procedimiento diagnóstico, o terapéutico, porque las dosis que se utilizan en cada uno son muy diferentes y, por tanto las que llegan y absorben los diferentes tejidos.

En resumen, en las mujeres embarazadas se pueden utilizar pruebas diagnósticas con radiaciones ionizantes que utilizan dosis bajas de radiación, SIEMPRE que su utilización sea TOTALMENTE necesaria. ¿Cuáles son esos procedimientos y dosis?

Leer más ...

Enero, mes de la Prevención de Defectos Congénitos: Pauta preventiva 7

7. Edades maternas y paternas.

Es bien conocido que cuando las mujeres van cumpliendo años se incrementa el riesgo de que el hijo nazca con una alteración, por exceso o por defecto, del número normal de cromosomas (que son 46 formando 23 parejas). Las parejas se forman porque cada gameto (el espermatozoide y el óvulo) lleva 23 cromosomas, uno de cada pareja. De esta forma, al unirse ambos gametos en la fecundación se re-establecen las 23 parejas (y los 46 cromosomas). La alteración más frecuente es la presencia de tres cromosomas 21 en lugar de dos, y se denomina trisomía 21 (más conocida como síndrome de Down), que puede observarse en la figura adjunta.

Sin embargo, es menos conocido lo siguiente: que el otro extremo de la edad fértil de la mujer (siendo muy joven) también aumenta el riesgo para otras alteraciones cromosómicas y otros defectos de causa desconocida; y que la edad paterna también se relaciona con otros síndromes.

Leer más ...

Enero, mes de la Prevención de Defectos Congénitos: Pauta preventiva 6

6. Enfermedades (en general) durante el embarazo.

Durante el embarazo, las mujeres pueden padecer cualquier tipo de enfermedad, alguna de las cuales podría ser grave para la madre, y también alterar directamente el desarrollo del futuro hijo. Los efectos de estas enfermedades sobre el embrión y el feto, pueden ser derivados de: a) las consecuencias de la enfermedad; b) por la propia la enfermedad; c) por problemas de salud maternos no reconocidos.

Leer más ...

Enero, mes de la Prevención de Defectos Congénitos: Pauta preventiva 5

5. Medicamentos durante el embarazo.

A finales de la primera mitad del siglo XX, se desconocían las causas por las que nacían niños con distintos tipos de defectos congénitos. Sin embargo, a finales del año 1961 se descubrió que un fármaco, la talidomida, producía malformaciones en los hijos de las mujeres que la ingirieron durante los dos primeros meses de embarazo. Eso dio lugar a dos conclusiones: que la placenta NO protegía al embrión y feto de agentes externos que es correcta, y que las mujeres embarazadas no podían tomar medicamentos, que hoy sabemos que NO ES CORRECTA; aunque aún se mantiene en el acervo de creencias de la población e, incluso en profesionales sanitarios. Entonces ¿hay medicamentos que se pueden usar durante el embarazo?.

Leer más...

Enero, mes de la Prevención de Defectos Congénitos: Pauta preventiva 4

4. Enfermedades crónicas maternas: Diabetes mellitus.

Las enfermedades crónicas maternas pueden afectar al desarrollo embrionario y fetal, bien por la propia enfermedad, (por ejemplo en la diabetes), por los tratamientos de la misma, o ambas cosas (por ejemplo, en la epilepsia). Cuando la mujer padece una enfermedad crónica, es fundamental que inicie la planificación del embarazo consultando con el médico especialista, informándole que quiere planear un embarazo, y luego seguir rigurosamente sus indicaciones. Esta es la única forma de reducir el riesgo para el embrión y feto, además de para la propia madre.

Enero, mes de la Prevención de Defectos Congénitos: Pauta preventiva 3

3. Infecciones maternas durante el embarazo

El primer factor no genético que se descubrió que alteraba el desarrollo embrionario y fetal fue un virus, concretamente el de la rubéola, que fue descubierto por el oftalmólogo australiano Gregg, en 1941, tras observar que las madres de un grupo de niños que tenían cataratas congénitas, habían padecido rubéola durante el embarazo. En la actualidad son más los virus que se conoce que pueden afectar al desarrollo prenatal.

Enero, mes de la Prevención de Defectos Congénitos: Pauta preventiva 2

En la actualidad es ampliamente conocido que el tipo de alimentación es muy importante para la salud, porque a través de ella se obtienen los elementos necesarios para el buen funcionamiento de todas las funciones vitales. Unos elementos que también son cruciales durante la formación y maduración de los gametos y, tras la fecundación, para que esa única célula, el cigoto, pueda iniciar el proceso de transformarse en un embrión y luego en feto, por lo que también es imprescindible durante todo el embarazo. Por tanto, al igual que las otras medidas de prevención de defectos congénitos, la alimentación de la pareja (el hombre y la mujer) debe ser la adecuada desde al menos 3 meses antes de buscar el embarazo. Pero esto no quiere decir que se tenga que comer mucho (o por dos, como se les decía antes a las mujeres embarazadas), sino seguir una dieta adecuada y equilibrada, como es la dieta mediterránea.

Enero, mes de la Prevención de Defectos Congénitos. Pauta 1: Planificación del embarazo

En cada embarazo existe un riesgo de entre un 2-7% de que el hijo nazca con defectos congénitos de cualquier tipo (físicos, psíquicos, y funcionales). Esta cifra se considera como el RIESGO BASAL o POBLACIONAL, ya que se observa en toda la población humana. Sin embargo, ese riesgo, aunque no se puede evitar al 100%, en la actualidad lo podemos reducir siguiendo una serie de pautas (o medidas preventivas) que van a favorecer que los niños NAZCAN SANOS. Algunas de estas pautas las vamos a ir publicando diariamente en esta Web, desde hoy hasta el final de este mes de enero, sin olvidar que cualquier mes es bueno para ejercer la prevención.

0 | 10 | 20 | 30 | 40 | 50


El 3% de los niños presentan defectos congénitos al nacer. Podemos prevenir algunos de estos defectos.

SITTE

Información Telefónica sobre Teratógenos para la Administración Sanitaria y profesionales médicos.

Colabora

Necesitamos tu ayuda para seguir investigando.

Haz una donación