Aborto de repetición (o recidivante)

Número 55 - 12/2015

La Organización Mundial de la Salud define aborto espontáneo como la finalización inesperada del embarazo antes de que el feto sea viable; esto es, antes de que pese 500 gramos, lo que corresponde a una gestación de 20-22 semanas. La frecuencia de abortos espontáneos en la población general alcanza el 10-15% de los embarazos clínicamente identificados. Por consiguiente, la pérdida del embarazo durante el primer trimestre es la complicación más frecuente de la gestación, aunque no siempre se pueda dar una respuesta sobre sus causas, ni evitar la repetición. Esto puede ocasionar un estado de ansiedad y frustración a la pareja, aunque la mayoría de mujeres que tienen un aborto espontáneo tendrán posteriormente un embarazo normal. No obstante, hay mujeres que vuelven a tener abortos, y cuando una misma mujer tiene dos o más abortos consecutivos, o más de dos alternos se consideran “abortos de repetición”.

Causas: Por lógica, hay que contemplar que el “envejecimiento” uterino puede hacer más difícil la implantación del embrión y su mantenimiento, como se ha observado en ovodonaciones a mujeres añosas. Por lo demás, uno de los factores predictivos más importantes para tener un aborto, es que la mujer haya tenido algún aborto previo. En consecuencia, el riesgo aumenta progresivamente con el número de gestaciones previas malogradas. No obstante, se conocen muchos factores que pueden causar la pérdida precoz de la gestación, y en algunas ocasiones pueden concurrir más de un factor de riesgo en la misma pareja. Las causas más frecuentes de abortos de repetición son: Anatómicas uterinas, endocrinopatías, genéticas, infecciosas, inmunológicas: auto o aloinmunes, trombofilias y exposiciones ambientales.

Descarga del documento

Aborto de repetición (o recidivante)

Autores: Montserrat Real Ferrero, Paloma Fernández Martín, Mª Regla García-Benítez, Mª Luisa Martínez-Frías


ECEMC: